Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Estacionamientos y paradas incorrectas, qué tener en cuenta si no hay más remedio

Estacionamientos y paradas incorrectas, qué tener en cuenta si no hay más remedio

Estacionamientos y paradas incorrectas, qué tener en cuenta si no hay más remedio

09/12/2014

Imagen de Escuela de Bienestar - Fundación MAPFRE

Aunque intentemos siempre realizar nuestras paradas o estacionamientos en lugares creados para tal fin, puede ocurrir que debido a las circunstancias tengamos que dejar nuestro vehículo en un lugar incorrecto.

Debido a ello, debemos ponernos en el lugar del resto de conductores y no únicamente pensar en dónde nos conviene a nosotros, ya que a lo mejor estamos creando una situación de peligro o impidiendo que el resto de vehículos puedan circular normalmente.

Por ejemplo, detenernos en medio de un carril aunque la vía disponga de dos para el mismo sentido entorpecerá al resto de conductores, aunque no es lo mismo hacerlo a las 9 de la mañana en plena vorágine del tráfico que va a su puesto de trabajo que a las 3 de la mañana, cuando el tráfico es casi testimonial.

Así deberemos adaptar nuestra parada al momento o a las condiciones. Hacerlo de madrugada en una parada del autobús, que aún así recordemos que está prohibido, durante un par de minutos no será tan perjudicial como hacerlo 10 minutos de día.

Y es que nuestra máxima es que la detención sea lo más rápida posible y en la medida de lo posible, no abandonar nuestro puesto de conducción y menos dejar el vehículo fuera de nuestra vista, dejando encedidas las luces de warning y las de posición, en el caso de que la parada se efectúe por la noche o en condiciones de luminosidad deficiente.

A veces, nos vemos literalmente cegados por intentar dejar el coche justamente delante de un lugar para intentar perder el mínimo tiempo posible si percatarnos que a lo mejor a 10 metros hay un lugar mucho mejor.

  1. Volver al listado