Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. ¿Puede afectar el frío a mi vehículo?

¿Puede afectar el frío a mi vehículo?

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

¿Puede afectar el frío a mi vehículo?

10/03/2020

¿Puede afectar el frío a mi vehículo?

¿Puede un coche sufrir más averías en invierno? ¿Qué tipo de averías son las más comunes en los días más fríos? Y es que la mecánica sufre especialmente con las temperaturas extremas.

El vehículo y su mecánica tienen que hacer un esfuerzo mayor ya que las condiciones climatológicas son menos favorables. Al frío hay que añadir la lluvia la nieve, el hielo… Además, se suele utilizar más el vehículo debido precisamente a las bajas temperaturas. 

Sin duda, una de las averías más comunes se produce con la batería. El frío puede afectar muy negativamente a la batería, especialmente si tiene más de 3 años, haciendo que el coche incluso no llegue a arrancar. Suele ocurrir especialmente cuando se va a coger el coche después de haber estado estacionado por la noche. 

El frío también afecta a los limpiapabrisas, que pueden romperse con más facilidad. Hay que tener en cuenta que se utilizan mucho durante el invierno, sobre todo cuando llueve. Deben estar en perfectas condiciones para tener una buena visibilidad. 

También se suelen producir averías en el propio motor. Por ello es importante asegurarse de que el lubricante y el refrigerante tienen los niveles óptimos. Hay que evitar dar acelerones nada más arrancar el vehículo y evitar someterlo a un sobreesfuerzo. Se recomienda calentar el motor al ralentí y esperar a que el coche, el motor y sus líquidos cojan temperatura. Por supuesto, se debe comprobar con frecuencia el líquido refrigerante o anticongelante. La congelación del líquido puede suponer averías fatales y éste se debe cambiar con periodicidad para que no pierda sus propiedades.

Igualmente hay que vigilar el sistema de refrigeración y prestar especial atención al filtro del climatizador. Si no se ha utilizado la calefacción durante todo el año, podemos encontrarnos con que no funcione en invierno y que se haya obstruido. Si esto ocurre, se debe limpiar y cargar el circuito.

Debemos tener en cuenta que con el frío también es más posible que se produzca averías tecnológicas, es decir, un fallo de electricidad. En general, el coche avisa de estas averías a través de sus testigos.

Por último, también hay que prestar especial atención a los neumáticos. Pueden perder efectividad, especialmente en los primeros kilómetros recorridos. Además, hay que tener en cuenta que la presión puede bajar con el frío, por lo que es recomendable revisarlos con mayor frecuencia y, sobre todo, en condiciones climatológicas adversas.

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre