Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Ocho consejos para comprobar que los neumáticos están en perfecto estado

Ocho consejos para comprobar que los neumáticos están en perfecto estado

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Ocho consejos para comprobar que los neumáticos están en perfecto estado

23/01/2018

Ocho consejos para comprobar que los neumáticos están en perfecto estado

¿Cómo podemos saber que los neumáticos que lleva nuestro automóvil están en buen estado? En primer lugar, debemos tener en cuenta que aunque nosotros mismos podamos hacer una revisión previa, nunca está de más que un profesional cualificado compruebe en persona que efectivamente nuestros neumáticos se encuentran en buenas condiciones. Enumeramos a continuación 8 pautas que podemos seguir.

1-Comprueba el dibujo de los neumáticos: La mejor forma de ver el dibujo es con un profundímetro (puede ser digital o no). Recuerda que no se debe circular con neumáticos que tengan menos de 1,6 milímetros de rodadura. Lo idea es que ronde entre los 3 y 4. 

2-Si no disponemos de este producto, podemos guiarnos por los testigos propios del neumático. Un dibujo o pequeños tacos te ayudarán a visualizar el nivel de desgaste. Si el testigo llega al mismo nivel que el dibujo o está borrado significa que es el momento de cambiar los neumáticos. 

Se recomienda girar el volante a la izquierda y a la derecha a 45º. De esta forma, podemos visualizar completamente los neumáticos delanteros. También es recomendable comprobar el dibujo en varios puntos de la circunferencia del neumático, a que el desgaste puede no ser uniforme. 

3-Revisa que no tienen cortes o pinchazos en los laterales o flancos, así como en el resto del neumático.

4-Si nos hemos dado con algo sólido como puede ser un bordillo o bache, hay que comprobar especialmente ese neumático. Aquí es recomendable que un profesional se encargue de supervisar que efectivamente está en buen estado y que no tiene ningún corte o deformación.

5-Comprueba el inflado. Cada fabricante recomienda un inflado diferente dependiendo de si el coche está o no cargado. Verifica que tras conducir con el inflado adecuado, no pierden aire. Circular con presión insuficiente puede conllevar daños internos que no son visibles a simple vista y que necesitan de la revisión de un profesional.

6-Hay que tener en cuenta que un desgaste anómalo en los neumáticos puede significar que hay una alineación inadecuada, que hay problema en el equilibrado, en la suspensión o en la transmisión. También puede deberse a una presión inadecuada. Para evitarlo, revisa con periodicidad la dirección, amortiguación, frenos y cambia los neumáticos de posición. 

7-Se aconseja revisar los neumáticos con periodicidad pero especialmente a partir de los 5 años. Debemos tener en cuenta que un neumático desgastado conlleva un menor agarre y, por lo tanto, también un mayor riesgo de sufrir aguaplanning en suelo mojado. Se recomienda su sustitución a partir de los 10 años aunque se encuentren ‘aparentemente’ en buen estado. Los neumáticos tienen fecha de caducidad, ya que la goma se deteriora con el paso de los años. Aproximadamente deben ser sustituidos si han transcurrido 10 años desde la fecha de fabricación y 5 años desde el montaje. La fecha de fabricación del neumático puede verse en un cuadro sobre el flanco del mismo, que contiene 4 dígitos: los dos primeros corresponden a la semana de fabricación (desde 01 a 52); y los dos siguientes al año.

8- Sigue las recomendaciones del fabricante del vehículo sobre la sustitución de los neumáticos originales

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre