Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Fin de Año: ¿qué hay que tener en cuenta para una conducción responsable?

Fin de Año: ¿qué hay que tener en cuenta para una conducción responsable?

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Fin de Año: ¿qué hay que tener en cuenta para una conducción responsable?

27/12/2018

Fin de Año: ¿qué hay que tener en cuenta para una conducción responsable?

¿Qué precauciones hay que tener en cuenta al volante durante el Fin de Año? Si eres de los que va a coger el coche durante este día festivo, te ofrecemos una serie de recomendaciones para circular con seguridad en la carretera.

Todos queremos celebrar el Año Nuevo por todo lo alto. Sin embargo, si se va a conducir, hay que hacerlo bajo la idea de que no se puede consumir alcohol. El 25% de todas las muertes en carretera en Europa son por el binomio alcohol y conducción, según datos del Observatorio Europeo para la Seguridad Vial (ERSO). Por todo ello, al volante no se pueden asumir riesgos. 

Hay que tener en cuenta que el alcohol produce alteraciones en el comportamiento y en las capacidades psicofísicas. La normativa en España fija la tasa máxima en 0,5 g/l para la mayor parte de conductores (el límite permitido para conductores profesionales y conductores noveles es de 0,15 mg/l). Sin embargo, sólo con la tasa 0,0 no hay riesgos de que el alcohol afecte al conductor. 

¿CÓMO AFECTA EL ALCOHOL AL CONDUCTOR Y QUÉ TENER EN CUENTA?

-Se tiende a infravalorar sus efectos y a asumir más riesgos. 

-La persona se vuelve más impulsiva y agresiva.

-El alcohol afecta a los sentidos. La visión se altera y se percibe peor lo que ocurre alrededor. 

-La atención y la concentración disminuyen.

-Mayor tiempo de reacción. El conductor no es capaz de reaccionar a tiempo ante posibles imprevistos. 

-Se comenten muchas más infracciones

-Mala percepción de la velocidad y de las distancias

-Accidente. Aumentan las posibilidades de sufrir un siniestro pudiendo hacer daño a otros usuarios. 

-Conducir bajo los efectos del alcohol puede acarrear una sanción económica e incluso penal.  Llevar una tasa de alcohol de entre 0,25 y 0,50 mg/l, supone una sanción de 400 euros y la retirada de 4 puntos del carnet de conducir. 

-Si se trata de una persona reincidente (haber sido sancionado en el año inmediatamente anterior por dar positivo en alcohol), la sanción es de 1000 euros y la detracción de 6 puntos. Esta misma sanción es para aquellos conductores que duplican la tasa permitida.

-Es una infracción penal si la tasa de alcohol supera los 0,60 mg/l o 1,2 gr/l en sangre. En este caso, hablamos de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

-Negarse a un control supone prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

-Los trucos para dar negativo en los controles no funcionan. Hacer ejercicio, tomar chicles, caramelos, masticar granos de café, beber aceite, usar sprays bucales… Nada altera y engaña al alcoholímetro.

CONSEJOS PARA FIN DE AÑO

-Sé previsor y planificar el trayecto con antelación, evitando salir en las horas de mayor tráfico y eligiendo las vías más seguras.

-Evita las prisas y respeta en todo momento los límites de velocidad. 

-Como se ha mencionado, nada de alcohol ni otras sustancias si se va a conducir. 

-Si se observa un conductor con una conducta sospechosa al volante, llamar a la policía para que pueda actuar rápidamente.

-Aumenta la distancia de seguridad con los vehículos que te preceden.

-Siempre hay que llevar el cinturón abrochado y los niños en el sistema de retención infantil.

-Por último, aunque no haya vehículos en la carretera, cumple con las normas de circulación. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre