Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Jornada de Fundación MAPFRE: Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una oportunidad única para la seguridad vial

Jornada de Fundación MAPFRE: Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una oportunidad única para la seguridad vial

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), oportunidad única para la seguridad vial

31/01/2020

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), oportunidad única para la seguridad vial

Con el objetivo de analizar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) y ver de qué forma se puede contribuir a la reducción de la siniestralidad vial, Fundación MAPFRE ha organizado este 29 de enero en Madrid la jornada ‘Aplicación de los ODS para la mejora de la seguridad vial’. Más de 1,35 millones de personas pierdan la vida cada año en carreteras de todo el mundo.

Julio Domingo, Director General de Fundación MAPFRE, ha inaugurado la jornada destacando la importancia de vivir en una sociedad concienciada con hábitos de vida saludables, una ciudad en la que el Objetivo Cero fallecidos y heridos graves sea una realidad más que un anhelo. La agenda 20-30 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tratan de lograrlo a través de 17 objetivos y 169 metas. 

Y es que, a pesar de los logros alcanzados, se estima que las muertes por siniestros de tráfico en todo el mundo han aumentado a 1.350.000 personas, lo que equivale a una población como la de Milán o Praga. De hecho, durante la jornada se ha hecho hincapié en que sin los esfuerzos realizados hasta la fecha, la tragedia habría sido mayor y estaríamos hablando de nada menos de 1.900.000 personas fallecidas en las carreteras. 

Ángel Garrido, Consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, ha destacado la importancia del compromiso transversal que cruza toda la sociedad. Así, ha resaltado el compromiso de la Comunidad de Madrid en reducir a cero el número de fallecidos en la carretera para el año 2050, disminuir a la mitad el número de heridos en 2030 y la responsabilidad de proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros para todos y mejorar el transporte público, especialmente en el caso de personas vulnerables. Con todo ello, ha destacado que la Comunidad de Madrid cuenta con la mejor ratio de inversión en mantenimiento de carreteras: 25 mil euros por kilómetro y año. Un ejemplo de innovación es la puesta en marcha del autobús autónomo de nivel 4 que es pionero en Madrid y España. Se aboga así por luchar contra el error humano que está muy presente en buena parte de los siniestros y por la conducción autónoma. 

A continuación, Jesús Monclús, director de prevención y seguridad vial de Fundación MAPFRE, ha dado a conocer el documento “Seguridad Vial y los ODS. Una guía para la empresa privada” que, en colaboración con varias entidades de prestigio, ofrece una rápida visión general de las oportunidades que se presentan en el área de la seguridad vial a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS). Se ofrece así a las empresas una ayuda para incrementar su compromiso con la reducción de la siniestralidad vial a través de la Agenda 2030 de la ONU.

Monclús ha querido hacer hincapié en la importancia de seguir trabajando, ya que no se ha llegado a los niveles que se pronosticaban. Se ha conseguido salvar la vida de un cuarto de millón de personas cada año. Sin embargo, casi una ciudad como Barcelona desaparece todos los años. De hecho,  cada 4 minutos fallece un niño en el mundo por un siniestro vial, lo que supone 500 vidas al día. Además, hay que tener en cuenta que 50 millones de personas de todas las edades sufren lesiones todos los años como resultado de un siniestro de tráfico que podría haberse evitado. 

En esta línea, la Agenda 20-30 reclama acción incrementada por parte de todos los actores, incluida la sociedad civil y el sector privado. Y es que sólo el 40% de las compañías importantes están analizando los ODS. Por ello, seguir como se está haciendo ahora no es suficiente. En opinión de Monclús, quien ha repasado los diferentes objetivos y metas relacionados con la movilidad y la seguridad vial, hay que reflexionar sobre lo conseguido y reforzar.

A continuación, se ha desarrollado la primera mesa donde empresas e instituciones del ámbito nacional e internacional han abordado su acciones y compromiso con los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la seguridad Vial. Así, Miguel López-Quesada, Director corporativo de comunicación y relaciones institucionales de GESTAMP, ha señalado que la principal misión de su compañía es que los automóviles sean cada vez más ligeros sin perder seguridad. La empresa apuesta por la investigación y el desarrollo para reducir la siniestralidad vial creando piezas para los vehículos que absorben los golpes y con mayor resistencia, así como otras piezas que no se parten y que se arrugan para absorber la energía del impacto. La apuesta por el coche eléctrico les ha llevado a crear cajas de baterías para que puedan resistir las pruebas de choque y ofrezcan la misma seguridad.

Por su parte, Dionisio Martínez de Velasco, Consejero delegado de DRÄGER, compañía que cuenta con 14 mil trabajadores, ha destacado que uno de sus campos de acción es, sin duda, la seguridad vial. De hecho, llevan más de 75 años trabajando en la medición del alcohol. Además, cuentan con el famoso sistema interlock que impide arrancar el vehículo si se superan los límites permitidos o sistemas que son capaces de detectar drogas y otros medicamentos. El representante de la compañía ha indicado que se realizan más de 100 millones de mediciones de alcohol anualmente. El futuro pasa por asegurar que el transporte de pasajeros y de mercancías peligrosas esté libre del consumo de sustancias. 

En esta línea, Rafael Fernández-Chillón, Presidente de Fundación CEA, ha destacado especialmente el curso para la amaxofobia que se realiza desde la fundación y que va encaminado a aquellas personas que tienen miedo a conducir después de haber sufrido un siniestro de tráfico. Los grandes retos pasan, sin duda, por adaptarse a la nueva realidad con el auge de riders, vehículos de movilidad personal y el crecimiento del comercio electrónico, lo cual no está reflejado en la normativa española sobre circulación y seguridad vial.

Ignacio Pérez-Carasa, Director de relaciones institucionales de ALSA, ha señalado que su compañía mueve a 1 millones de personas y se realizan 1 millón de kilómetros al día. Por ello, la seguridad vial y la sostenibilidad ambiental son sus dos ejes de los ODS´s. Desde 2010 han conseguido reducir en un 31% los siniestros culpables y en un 37% los prevenibles. De hecho, han conseguido reducir su siniestralidad vial desde 2011 en un 87%. Destaca especialmente la formación realizada a más de 39 mil alumnos, la implantación del sistema Drivecam, que graba cualquier evento que ocurre en los autobuses (aceleraciones, frenazos, cambios de carril..) y el sistema de monitorización de velocidad. 

La primera mesa ha concluido con Elena de la Peña, Subdirectora general técnica de la Asociación Española de la Carretera (AEC), quien ha señalado que la asociación es un punto de encuentro de todo aquél que está relacionado con la carretera y ha señalado la necesidad de incentivar el cumplimiento de los ODS por parte del sector público. 

La segunda mesa ha contado con Fernando Martín, Responsable de seguridad vial y multas de ARVAL, quien ha afirmado que son conscientes de que viven de una herramienta y servicio que contamina y que también provoca muchas lesiones. Por ello, cuentan con la norma ISO 39001 y ayudan a sus clientes a implantarla. 

A continuación, Juan Llovet, Director de comunicación y sostenibilidad de Gonvarri, ha señalado el compromiso por la sostenibilidad y seguridad vial proviene del producto que hacen, ya que se dedican a fabricar componentes del automóvil y productos para energías renovables. Llovet ha destacado su programa ‘Emotional Driving’, enfocado a la sensibilización de las personas y que plantea la pregunta ‘¿qué te emotiva a conducir seguro?’. De esta forma, la gente se acerca a la seguridad vial con testimonios. En opinión de Gonvarri, el 90% del problema está en el factor humano. Gracias al coche autónomo se va a suplir aquello que las personas no terminan de conseguir y será el golpe definitivo a la siniestralidad vial.

También enfocado al factor humano es el servicio que ofrece Mobileye. Elías Izquierdo, su representante en España, ha señalado que se trata de una tecnología apoyada en visión artificial. Identifica cuándo hay una situación de peligro y avisa al conductor o al vehículo para que actúe. De hecho, ha apuntado a que si en España se utilizara este sistema de forma generalizada, se podría reducir hasta un 57% el número de siniestros, casi 60 mil. De hecho, a día de hoy hay más de 50 millones de vehículo con esta tecnología implantada.

La compañía ha demostrado que después de utilizar el sistema y conocer los errores, los conductores lo hacen mejor. Igualmente, el sistema permite a las ciudades identificar los puntos de riesgo. Se mejora así la seguridad del usuario vulnerable y se da información a la ciudad para su mejora, algo que se está haciendo en Barcelona.  El sistema se ha implantado ya en 500 vehículos. 

Por todo ello, se aboga por incentivar la tecnología, reconociendo a todas aquellas empresas que ya lo están haciendo. De esta misma opinión es Sergio Fernández, Manager health safety and wellbeing de Vodafone. La empresa está presente en 25 países y cuenta con más de 600 millones de clientes. Entre sus objetivos destaca aumentar a mil millones el acceso de personas a la comunicación y reducir las emisiones en un 50% para el año 2025. La compañía lleva a cabo acciones enfocadas en la tierra, la accesibilidad a la sociedad digital y a la inclusión acercando la tecnología. Los nuevos retos pasarían por las nuevas formas de movilidad como el patinete eléctrico y la importancia de adaptar las infraestructuras.

Por su parte, Lorenzo Jiménez, Responsable de prensa y marketing mobility solutions de Robert Bosch España, ha señalado que la movilidad supone el 60% de su cifra de ventas. Con 400 mil empleados en todo el mundo, ofrecen innovaciones para mejorar la calidad de vida de las personas. Respecto al cumplimiento de los ODS, señala que se centran especialmente en la salud y bienestar, el desarrollo de tecnología que mejora la seguridad vial y la calidad del aire. También realizan innovaciones para que las ciudades sean más sostenibles y el consumo y producción responsable de emisiones.

ABS, controlador de airbag, controlador de estabilidad, sistema de frenado de emergencia…son sistemas que ha desarrollado la compañía y que han contribuido a la reducción de la siniestralidad vial. Además, están trabajando en la conducción automatizada y emisiones.

La empresa analiza la tecnología que desarrolla y su potencial para evitar accidentes. Su objetivo es conseguir la máxima divulgación para que el usuario conozca el sistema y el fabricante quiera ponerlo de serie. En este sentido, ha señalado que, por ejemplo, el sistema ABS tardó 30 años desde su creación hasta que ha sido obligatorio. Y esto mismo ocurre con otros sistemas ADAS que pueden llegar a salvar la vida de miles de personas. 

Mar Cogollos, Directora de AESLEME (Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal), ha remarcado la importancia de la prevención y la importancia de trabajar con objetivos. Así ha señalado que se deben medir las acciones que se están haciendo en torno a los ODS. 

La jornada ha concluido de la mano de Paula Maria Márquez Padorno, Subdirectora Adjunta del Observatorio Nacional de Seguridad Vial en la Dirección General de Tráfico (DGT), quien ha señalado que los ODS son un plan estratégico mundial y para 2030 deben cumplir estos objetivos. De hecho, ha asegurado que la Visión Cero y el Sistema Seguro nos va ayudar mucho a ello. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre