Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. ¿Influye la antigüedad del vehículo en las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico?

¿Influye la antigüedad del vehículo en las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico?

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

¿Influye la antigüedad del vehículo en las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico?

13/10/2015

¿Influye la antigüedad del vehículo en las posibilidades de sufrir un accidente de tráfico?

¿Es más probable sufrir un siniestro de tráfico en un coche viejo que en uno nuevo? ¿Son las consecuencias peores en este tipo de vehículos más antiguos? Según la Dirección General de Tráfico (DGT), el riesgo de fallecer o resultar herido grave se multiplica por dos al comparar los accidentes ocurridos con vehículos de 10 a 15 años de antigüedad, en relación con los coches de menos de 5 años. 

En 2014 España contaba con 30.976.047 vehículos, de los cuales más de 23 millones tienen más de 7 años de edad (9 millones están por encima de los 16 años de antigüedad). ¿El motivo de este envejecimiento del parque automovilístico? La difícil situación económica que ha atravesado España en los últimos años. Por este motivo, más de la mitad de los turismos que circulan por carretera tienen diez años y medio o más, hecho que incrementa el riesgo de fallecer o resultar herido grave al compararlo con los accidentes ocurridos en vehículos de menos de cinco años de antigüedad. De hecho, Tráfico resalta que la edad media de los turismos en los que viajaban las víctimas mortales fue de 12,1 años en vías interurbanas y en de 13,3 en vías urbanas.

En este sentido, un estudio realizado por la DGT revela que el riesgo de fallecer o sufrir una lesión con hospitalización aumenta con la antigüedad del vehículo. En comparación con los turismos de hasta 4 años, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los turismos de 15 a 19 años.

Sin duda alguna, la seguridad con la que cuentan los últimos modelos y los últimos avances tecnológicos pueden marcar la diferencia. Sin embargo, la situación podría ser mejor. El estudio ‘El Precio de la Seguridad’, realizado por el Área de Prevención y Seguridad Vial de FUNDACIÓN MAPFRE, muestra que todavía queda un largo camino por recorrer para que esos vehículos nuevos cuenten con los principales sistemas de seguridad avanzados, sistemas inteligentes que podrían salvar muchas vidas. 

Así, en el mencionado estudio se destaca que en el grupo de utilitarios urbanos existen modelos low-cost, en los que la seguridad adicional (por encima de los estándares mínimos marcados por la legislación) en todas sus versiones es escasa y ni pagando se puede disponer de niveles superiores de equipamiento de seguridad. En el lado contrario encontramos modelos que sí ofrecen la posibilidad de incluir estos sistemas como extras y, por lo tanto, con un importante sobrecoste. El informe resalta que acceder al nivel de seguridad deseado o al equipamiento de seguridad elegido, puede suponer un incremento de hasta el 73 % en el precio final del vehículo.

Ante los datos obtenidos, FUNDACIÓN MAPFRE ha pedido a las administraciones que continúen fijando la obligatoriedad de determinados sistemas. De esta forma, se reducen  importantes diferencias en equipamiento de seguridad entre unos vehículos y otros, creando un estándar mínimo de seguridad suficientemente elevado, así como la puesta en marcha de ayudas como incentivos fiscales o subvenciones para la compra de vehículos seguros.

Por último, se ha dirigido a los fabricantes, a quienes les recomienda que ofrezcan en todos sus modelos los mejores sistemas de seguridad, a ser posible como equipamiento de serie, algo que también debemos exigir los compradores a las marcas automovilísticas. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre