Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Diez claves para conducir con lluvia sin correr riesgos

Diez claves para conducir con lluvia sin correr riesgos

Objetivo Cero

Diez claves para conducir con lluvia sin correr riesgos

02/12/2016

Diez claves para conducir con lluvia sin correr riesgos

Nos disponemos a salir de nuestra casa en coche para ir a nuestro lugar de trabajo y comienzan a caer las primeras gotas de lluvia, ¿sabías que debemos ser especialmente precavidos al principio? Por supuesto, durante el trayecto y en lo que dure la lluvia, debemos seguir una serie de recomendaciones de seguridad vial. 

1-Las primeras gotas de lluvia son especialmente peligrosas, ya que se mezcla el agua con el polvo y la grasa que pueda haber en la carretera, convirtiendo al pavimento en muy deslizante.

2-Con la lluvia empeora la adherencia de nuestro vehículo y nuestros neumáticos no actúan de la misma forma, incrementándose así la distancia de frenado. Por ello, es importante aumentar la distancia con el vehículo que nos precede.

3-Reduce la velocidad. Al motivo mencionado anteriormente, hay que añadir que la velocidad es uno de los peores enemigos de la lluvia. Debemos tener en cuenta que la visibilidad también se ve reducida considerablemente.

4-Ten en cuenta que el agua que se acumula en la calzada puede provocar deslizamientos y afectar a los frenos. Evita pasar por zonas inundadas, especialmente si desconocemos la profundidad.

5-Procura llevar los limpiaparabrisas en perfecto estado. Te aconsejamos el artículo: ‘¿Ya has revisado los limpiaparabrisas de tu vehículo?’

6-En los días de lluvia es muy importante circular con las luces necesarias (luces de cruce). Con la lluvia empeora la visibilidad, siendo de gran importancia el ver y ser vistos. Toda la información al respecto en el artículo: ‘¿Pones las luces de cruce cuando debes?’

7-Evita realizar movimientos bruscos, frenazos inesperados… Debemos evitar en lo posible la aparición del aquaplaning.

8-Utiliza la calefacción del coche para eliminar el vaho de los cristales. De esta forma, evitaremos que se empañen.

9-En caso de aquaplaning: sujeta el volante de manera firme y corrige en lo posible la dirección del vehículo. No debemos frenar ni acelerar. La velocidad uniforme evitará derrapes. Se recomienda mantener el acelerador a punta de gas para facilitar el giro de las ruedas y mantener una velocidad uniforme para evitar la transferencia de masas y posibles derrapes.

10-Por último, evita al máximo las distracciones. Especialmente en situaciones difícil nuestra concentración debe estar al 100 por 100.

Recomendamos nuestro artículo: ‘¿Cómo debemos cambiar nuestra conducción durante el invierno?’

  1. Volver al listado