Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. ¿En qué momento no se puede conducir si se ha bebido?

¿En qué momento no se puede conducir si se ha bebido?

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

¿En qué momento no se puede conducir si se ha bebido?

31/07/2017

¿En qué momento no se puede conducir si se ha bebido?

¿Cuándo se debe decir ‘no’ a conducir después de haber bebido alcohol? ¿Hasta qué momento se puede coger el coche sin que exista el riesgo de ser sancionados? Lo cierto es que son preguntas que ni siquiera deberíamos plantearnos. Y es que al volante nunca hay que correr riesgos. Por ello, lo mejor es nunca ponerse al volante si se ha bebido alcohol previamente.

En 2016, más de 100.000 conductores dieron positivo en los controles de alcohol y otras drogas que los agentes de la ATGC realizaron en vías interurbanas. Y aquí no se tienen en cuenta los controles que realizan las distintas policías locales y autonómicas en su ámbito de actuación. Esto quiere decir que todavía son muchos los conductores que ponen en riesgo su vida y la del resto de usuarios.

Es muy complicado saber en qué momento se ha superado la tasa máxima de alcohol permitida. Todo depende de la edad, el género, el estado de salud, la ingesta de alimentos…Muchos factores influyen en que podamos dar más o menor tasa. Por todo ello, en la carretera la mejor tasa es la 0,0.

¿QUÉ TASAS HAY EN ESPAÑA?

La Ley de Seguridad Vial es la encargada de fijar las tasas máximas de alcohol permitidas para los conductores.

  • Los conductores profesionales y los conductores noveles no pueden exceder los 0’3 gramos por litro en sangre ni superar 0’15 miligramos por litro en aire espirado.
  • El resto de conductores no puede superar 0’5 gramos por litro en sangre ni 0’25 miligramos por litro en aire espirado.
SANCIONES:

Si un conductor supera los 0,25 mg/l pero no excede de los 0,50 mg/l recibe una sanción de 500 euros más la pérdida de 4 puntos en el carnet de conducir.

Si por el contrario da una tasa superior a 0,50 mg/l la multa es de 1.000 euros y la retirada de 6 puntos.

Los conductores reincidentes también reciben una multa de 1.000 euros y la retirada de 4 ó 6 puntos en función de la tasa de alcohol dada.

Hay que tener en cuenta que dar una tasa superior a 0’60 mg/l en aire o 1,2 gr/l san sangre es un delito castigado con prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de 1 hasta 4 años.

La negativa a someterse a un control también conlleva prisión de 6 meses a 1 año y privación del derecho a conducir de 1 a 4 años.

La Dirección General de Tráfico pretende realizar 5.000.000 de pruebas de alcohol y 100.000 pruebas de drogas durante el año 2017. Para 2018, tiene previsto alcanzar las 150.000.

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre