Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Consejos para conducir en un atasco

Consejos para conducir en un atasco

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Consejos para conducir en un atasco

06/06/2014

Consejos para conducir en un atasco

En ocasiones, los atascos hacen que desarrollemos nuestro lado más agresivo a través de gritos, pitidos e insultos. El exceso de ansiedad puede acabar en los denominados “síntomas autonómicos”, que provocan tensión muscular, irritabilidad, aceleración del ritmo cardíaco, sequedad en la boca, ahogo, temblores, palpitaciones… Son síntomas que serán aun más patentes cuanta menor tolerancia a la frustración se tenga. Si eres una de estas personas a las que no les gusta nada o apenas puede soportar verse inmerso en un atasco, desde FUNDACIÓN MAPFRE te damos algunos consejos que pueden hacer que lo lleves algo mejor.

El detonante de un atasco puede ser casi cualquier cosa, desde un carril cortado por obras hasta un accidente inesperado o condiciones meteorológicas intensas. Incluso la incorporación de vehículos a la vía, por ejemplo al finalizar la jornada de trabajo, o los cambios frecuentes de carril empeoran este aspecto.

¿Habías oído hablar del “efecto acordeón”? Por lo general, en un atasco con detenciones, cada conductor acostumbra a arrancar un segundo más tarde de lo que pretende, lo que provoca el llamado “efecto acordeón”. En un kilómetro de cola esto se multiplica hasta el punto de que el último coche arranca dos minutos y medio más tarde que el primero. Partiendo de este retraso, se puede calcular que en unos 20-30 km de cola hará falta casi una hora solo para que todos los coches de la vía se pongan en marcha.

Lo primero y más importante cuando se está en un atasco, es aceptar la situación, ya que no depende de uno mismo, e intentar controlarla con sentido común.

Algunas consideraciones y pautas a tener en cuenta

  • Escuchar la radio, a demás de distraer y hacer que se pase el tiempo, puede ser de ayuda gracias a la información del tráfico que aporta. 
  • Algunos GPS pueden contactar con datos de los centros de gestión de tráfico locales para conocer de antemano los niveles de atasco de cada calle y, en su caso, proponer rutas alternativas. 
  • No cambiar injustificadamente de carril, ya que ello empeora el “efecto acordeón”. 
  • Respetar la “cremallera”: al incorporarse a la vía cada coche debe ceder el paso al primero de la cola que se va incorporando. Pese a que mucha gente se niegue a que el otro coche “meta el morro” en realidad esto aporta fluidez al atasco. 
  • Comprobar la cantidad de combustible del que se dispone es importante, en especial si uno se ve envuelto en una retención larga. El coche pierde mucha gasolina al estar tato tiempo con el motor “al ralentí”, y con continuos frenados y arrancadas. Elconsumo de combustible por kilómetro puede ser mayor incluso que al viajar a 120 km/h por autopista. De hecho está demostrado que sale rentable apagar el motor si se va a estar parado más de dos minutos. 
  • Después de salir del atasco no se debe intentar recuperar el tiempo perdido, ya que esto puede resultar muy peligroso y provocar un accidentes o una multa, como resultado del nerviosismo del conductor. Lo más indicado siempre es buscar un lugar seguro para detenerse y llamar por teléfono informando del retraso y de la nueva hora estimada de llegada a nuestro destino.

Recuerda: En ciertos casos, la mejor solución es el transporte público

El transporte público puede sufrir menos retenciones. En las ciudades grandes, por ejemplo, los autobuses suelen hacer casi todo el recorrido por el carril-bus.

Consejos para conducir en un atasco

Consejos en un atasco

  • Durante un atasco imprevisto dentro de un túnel se deben encender los intermitentes de emergencia, mantener una buena distancia de seguridad, apagar el motor y no abandonar el coche excepto en casos de peligro evidente (un incendio, por ejemplo, o si se reciben instrucciones a través del sistema de megafonía del túnel).
  • Si se viaja con niños es importante mantenerlos distraídos y entretenidos, ya que pueden poner nervioso al conductor con su comportamiento.
  • En verano es recomendable tener a mano agua o algún tipo de refresco para no deshidratarse y perder aún más los nervios.

Cinco soluciones

  • Ante todo aceptar la situación ya que no depende de uno mismo.
  • Tolerar la frustración evitando generar agresividad que se pueda contagiar a otros conductores. Ya que esto derivará en pitidos y gritos que solo empeorarán la situación.
  • Evitar retroalimentar la frustración con insultos o frases negativas lamentando la situación constantemente. 
  • Intentar distraerse con la música, la radio o el paisaje, siempre que ello no disminuya la atención en la carretera y no suponga un peligro.
  • Levantarse 20 minutos antes a veces puede ser la solución para no encontrarse con el atasco por las mañanas.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE te recordamos que lo mejor en estos casos es tener mucha paciencia, mantener la calma y llevarlo con filosofía.

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre