Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. ¿Cómo debemos cambiar nuestra conducción durante el invierno?

¿Cómo debemos cambiar nuestra conducción durante el invierno?

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

¿Cómo debemos cambiar nuestra conducción durante el invierno?

24/12/2015

¿Cómo debemos cambiar nuestra conducción durante el invierno?

¿Se conduce igual en verano que en invierno? Lo cierto es que la situación puede cambiar muchísimo. Lluvia, frio, nieve, menos horas de sol… las condiciones climáticas pueden modificar drásticamente la forma en la que tenemos que afrontar la conducción. En ‘Seguridad Vial en la Empresa’, Área de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, os damos una serie de recomendaciones para que todos sepamos cómo actuar ante estas circunstancias.

En primer lugar, es importante que nuestro coche esté en perfectas condiciones. Para ello debemos revisar periódicamente nuestro vehículo, especialmente líquidos, neumáticos, frenos, batería, limpiaparabrisas… Recuerda que la conducción invernal exige más de nuestros neumáticos, especialmente si nos encontramos con lluvia, nieve o hielo. Si a lo largo del año es importante que nuestro coche esté bien, todavía lo es más en invierno. 

Prepárate para las condiciones invernales. ¿Has pensado en utilizar neumáticos de invierno? Están especialmente pensados para aquellos que viven en zonas con abundante lluvia y temperaturas por debajo de 10º. Se agarran mejor, frenan antes y sustituye a las cadenas. 

Es muy importante adaptar nuestra conducción a las circunstancias de la vía y a las condiciones del tiempo. Así, si vemos que llueve de manera fuerte, debemos reducir nuestra velocidad, aumentar la distancia de seguridad, conducir con calma y seguridad y evitar realizar frenazos bruscos en superficies resbaladizas. El resto de conductores están en la misma situación que tú. Si consideras imposible seguir conduciendo, sal de la vía y sitúate en un lugar seguro fuera de la carretera: gasolineras, restaurantes... Lo mejor es estacionar y no retomar el viaje hasta que todo se haya calmado.

Recuerda llevar siempre las luces de cruce encendidas. En invierno contamos con menos horas de sol. Por este motivo, se aconseja que en caso de no contar con luces diurnas encendamos las luces de cruce también durante el día. Así seremos vistos por el reto de usuarios y veremos mejor. Recuerda que con lluvia intensa o nevada es obligatorio el uso de las luces antiniebla.

En condiciones climatológicas adversas procura anticiparte a los movimientos del resto de usuarios, frena de manera suave y gradual para que las ruedas no se bloqueen. Es importante consultar siempre el tiempo y sólo realizar los viajes que sean estrictamente necesarios.

Con nieve, sigue el trazado marcado por el resto de conductores, especialmente en el trazado de una curva o para detectar otros posibles obstáculos en carretera. En vías heladas o cuesta abajo reduce a una marcha menor. En caso de viento mantén el volante firme y extrema la precaución al adelantar, especialmente si pasamos a un vehículo grande como puede ser un camión. Ante grandes charcos, evita pasar por ellos ya que desconocemos su profundidad. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre