Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Si todos los coches contaran con tecnología ADAS, se evitarían 50.000 accidentes al año

Si todos los coches contaran con tecnología ADAS, se evitarían 50.000 accidentes al año

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Si todos los coches contaran con tecnología ADAS, se evitarían 50.000 accidentes al año

17/03/2017

Si todos los coches contaran con tecnología ADAS, se evitarían 50.000 accidentes al año

¿Qué medidas se pueden llevar a cabo para seguir reduciendo el número de accidentes de tráfico? España registra nada menos que 95.000 accidentes al año en los que fallecen 1.700 personas y otras 9.500 resultan heridas graves (hospitalizadas). Si el parque de vehículos contara con los últimos avances en las tecnologías de seguridad, se evitarían un total de 50.000 accidentes al año.

La nueva estrategia española de seguridad vial, actualmente en preparación, debe incluir los últimos avances en las tecnologías de seguridad de los vehículos. Es una de las principales premisas defendidas en la mesa redonda “La seguridad de los vehículos y el nuevo plan estratégico de seguridad vial: cómo evitar 50.000 accidentes al año”, organizada por Fundación MAPFRE, en colaboración con la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME), STOP Accidentes y TRACK Surveying Solutions. 

Además, se ha entregado un documento con todas las medidas que se deberían llevar a cabo para conseguir reducir el número de accidentes relativas a la tecnologías ADAS a Teófilo de Luis, Presidente de la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad en el Congreso de los Diputados y el director general de Tráfico, Gregorio Serrano. 

Los nuevos sistemas de asistencia a la conducción conocidos como ADAS, por sus siglas en inglés, (Advance Driver Assistance Systems) contribuyen de manera significativa a evitar el accidente y a reducir sus consecuencias. Según un estudio de la DGT, hasta un 57% de los accidentes podrían evitarse si los vehículos estuvieran equipados con estos sistemas.

SISTEMAS QUE SALVAN VIDAS

El objetivo principal es que todos los vehículos estén equipados lo antes posible con los últimos avances tecnológicos en materia de seguridad activa y pasiva, tanto los vehículos más pequeños y económicos como los más grandes y de mayor coste. 

Dentro de los sistemas que deberían incluirse en todos los vehículos encontramos el sistema de detección de riesgo de atropello de peatones y ciclistas, especialmente aquellos que alertan al conductor en tiempo real y generan frenado automático. Podría evitar el 58% de los atropellos, es decir, en España se podrían evitar más de 7.500 atropellos. 

Los coches también deben contar con dispositivos de detección de riesgo de colisión frontal con otros vehículos u obstáculos, tanto los que alertan al conductor como los que frenan automáticamente. Si todos los coches en España hubieran equipado esta tecnología, se podrían haber evitado más de 1000 accidentes. 

Otro de los sistemas es la alerta de cambio involuntario de carril y la instalación de cámaras de marcha atrás en todos los vehículos y sistemas de vigilancia de ángulo muerto e identificación de otros vehículos en paralelo. 

El documento también recoge la importancia de que vehículos pesados como camiones y autobuses cuenten con sistemas de detección de peatones, ciclistas y motocicletas, especialmente aquellos destinados a la circulación por ciudad. 

Por último, el parque automovilístico español también debería contar con detectores de fatiga y, muy en particular, sistemas de evitación de distracciones.

PARQUE RENOVADO

Para que podamos contar con un parque renovado es importante promover e incentivar la instalación de sistemas ADAS de asistencia a la conducción en los vehículos ya en circulación. 

Debemos tener en cuenta que la tasa de renovación de la flota en España no llega al 5% anual y solo el 20 % de los modelos comercializados llevan como opcionales algunas de las funciones ADAS principales. 

Igualmente, se defiende el impulso de un nuevo Plan PIVE que facilite la renovación del parque automovilístico garantizando que se fomente un parque más seguro y ecológico. 

Por supuesto, los incentivos a la compra deberían realizarse siempre que no se incremente el precio medio final de los vehículos y siempre que se discrimine con claridad entre los distintitos niveles de seguridad, premiando aquellos que cuenten con sistemas más avanzados.

OTRAS MEDIDAS

Por otro lado, entre las medidas que contribuirían a reducir el número de accidentes se encuentran las tecnologías de ayuda a la elección de velocidad seguras (sistemas ISA o Intelligent Vehicle Adaptation). 

También se promueve la instalación de cajas negras, limitadores de velocidad en todos los tipos de vehículos a motor y “alcolocks” en los vehículos de conductores profesionales y las personas con problemas de adicción al alcohol y vehículos titularidad de las administraciones.

Por último, se aboga por anticipar y prevenir posibles efectos adversos del vehículo conectado y del vehículo autónomo. 

Se debe promocionar el uso de esta tecnología, sobre todo, en medios de transporte público como taxis y autobuses, así como los vehículos de empresa, flotas de empresas (sobre todo públicas), coches de leasing o renting, alquiler sin conductor… También deberían contar con estos sistemas los vehículos de escuelas de conducción para fomentar su conocimiento. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre