Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Cinco motivos por los que no se debe fumar al volante

Cinco motivos por los que no se debe fumar al volante

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Cinco motivos por los que no se debe fumar al volante

29/05/2019

Cinco motivos por los que no se debe fumar al volante

Conducir y fumar es un binomio peligroso, tanto para la seguridad como para la salud de todos los ocupantes. ¿Quieres conocer qué motivos hay para no realizar ambas acciones a la vez?

1-La calidad del oxígeno que hay dentro del automóvil se ve afectada. Al fumar, se crea monóxido de carbono, lo que supone una mala oxigenación y esto afecta directamente a la salud.

2-Fumar afecta al comportamiento y puede provocar irritabilidad, cansancio, somnolencia, dolor de cabeza, confusión, alteración de la frecuencia cardiaca y la presión arterial. También disminuyen los reflejos y la capacidad de reacción y está totalmente desaconsejado en personas con asma. Según los expertos, el humo del tabaco en espacios cerrados como el vehículo aumenta el riesgo de sufrir un ictus, enfermedades cardiovasculares, tumorales y bronquitis crónicas a largo plazo.

3-Fumar al volante es una distracción. El conductor deja de estar completamente atento, deja de utilizar una mano y, por lo tanto, pierde capacidad de reacción. Tal y como indica la Dirección General de Tráfico (DGT), el simple hecho de encender un cigarro implica una distracción mínima de cuatro segundos. A una velocidad de 110 km/h, se recorren 120 metros sin control.

4-En algunos países se ha prohibido fumar y conducir si hay menores en el vehículo y/o embarazadas. Éste es el caso de países como Francia, Reino Unido, Australia, Chipre, Sudáfrica y algunos estados de Estados Unidos y regiones de Canadá.

5-Puede ser sancionable. El Reglamento de Circulación recoge que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Tal y como indica la Dirección General de Tráfico (DGT), el simple hecho de encender un cigarro implica una distracción mínima de cuatro segundos. A una velocidad de 110 km/h, se recorren 120 metros sin control.

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre