Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Buenas prácticas: Planificación de rutas por parte de las empresas

Buenas prácticas: Planificación de rutas por parte de las empresas

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Buenas prácticas: Planificación de rutas por parte de las empresas

25/03/2019

Buenas prácticas: Planificación de rutas por parte de las empresas

¿Deben las empresas planificar posibles rutas de acceso a sus instalaciones para los trabajadores? Hay que tener en cuenta que durante el año 2018 se produjeron en España un total de 51.286 siniestros de tráfico laborales in itinere, es decir, al ir o volver del trabajo.

Ofrecer posibles trayectos a los trabajadores para acceder a las instalaciones de la compañía o a su lugar de trabajo es, sin duda, una medida que puede beneficiar a ambas partes, ya que de esta forma se pueden analizar y elegir aquellos trayectos que son más seguros teniendo en cuenta el medio de transporte que se puede utilizar y las posibles alternativas disponibles.

El estudio ‘Estado de la Seguridad Vial en las Empresas españolas’, realizado por Fundación MAPFRE en colaboración con Quirónprevención, revela que el 46% de las empresas planifica la ruta en función de las inclemencias climatológicas. En caso detectar riesgo en las vías y entorno del centro de trabajo, el 44% lo comunica a los trabajadores advirtiendo del riesgo y el 26% informa a la administración/policía correspondiente. Sólo el 6% considera que se trata de una tarea que no corresponde a la empresa. 

Un ejemplo de buena práctica lo encontramos en Vodafone. La compañía ha cambiado recientemente su sede de trabajo en Madrid y para ello elaboró un plan de accesibilidad a la nueva ubicación, tal y como dio a conocer Félix Sanz, Manager HS&W de Vodafone, con motivo de la jornada “Identificar, evaluar y prevenir riesgos laborales viales” que tuvo lugar en Madrid.

Hay que tener en cuenta que aproximadamente 3.000 empleados trabajan en la sede y el acceso es considerado ‘peligroso’. Además, los trabajadores no sabían cómo llegar. Para solucionarlo, se realizó encuestas sobre hábitos de desplazamiento y zonas de residencia. A raíz de ahí, se tuvo en cuenta de dónde procedían sus trabajadores y las horas de entrada y salida. Se tuvo conocimiento que el 71% de los empleados iba en coche y el 20,5% en transporte público en la antigua oficina. Sin embargo, para la nueva, el 46,9% tenía previsto acceder en coche y el 25,4% en transporte público. 

La compañía analizó los accesos y capacidades de las vías, el posible aparcamiento y la oferta de transporte público y se tuvieron en cuenta diferentes posibles escenarios. Tras un análisis en profundidad, el plan de acción pasó por ejecutar un nuevo acceso, actuaciones en el garaje y un plan de comunicación (vídeos informativos explicando cómo acceder con el vehículo propio o cómo llegar en transporte público).

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre