Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Aumentan los puntos que se pierden por utilizar el móvil al volante y se reducen las velocidades máximas en ciudad, entre las principales novedades normativas

Aumentan los puntos que se pierden por utilizar el móvil al volante y se reducen las velocidades máximas en ciudad, entre las principales novedades normativas

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Aumentan los puntos que se pierden por utilizar el móvil al volante y se reducen las velocidades máximas en ciudad, entre las principales novedades normativas

11/11/2020

Aumentan los puntos que se pierden por utilizar el móvil al volante y se reducen las velocidades máximas en ciudad, entre las principales novedades normativas

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dado a conocer el paquete de novedades normativas que se ha aprobado en el Consejo de Ministros, entre las que se encuentran la reducción de los límites máximos de velocidad en vías urbanas o el incremento de pérdida de puntos en el carnet de conducir por utilizar el teléfono móvil, que pasa de 3 a 6 puntos. También aumenta el número de puntos que se detraen por no usar el cinturón de seguridad, el sistema de retención infantil, el casco u otros elementos de protección que pasa a ser de 3 a 4 puntos.

Por un lado, y en lo que respecta al carnet por puntos, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destacado el descenso significativo que se ha producido en la siniestralidad vial desde su puesta en marcha en julio de 2006. De un total de 4.104 fallecidos en siniestros de tráfico, España ha pasado a registrar 1.755 víctimas mortales en 2019, un 57,3% menos. Además, ha apuntado que desde su puesta en marcha, un total de 269.000 conductores han perdido el permiso por agotar todos los puntos del carnet, lo que supone el 1% de los conductores. 

Con el objetivo de renovar su eficacia, se incrementa la pérdida de puntos para aquellas acciones que generan más riesgo y, además, se impulsan los cursos de conducción segura para la formación de los conductores con un anteproyecto de ley que reforma el Texto Refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. 

El uso del teléfono móvil al volante es uno de los grandes problemas de la siniestralidad vial. Por ello, se incrementa la pérdida de puntos de 3 a 6 el simple hecho de sujetar un móvil con una mano. Y es que la distracción es la primera causa de los accidentes mortales.  Además, hay que tener en cuenta que acciones como utilizar el WhatsApp mientras se conduce no suponía un riesgo en 2006, momento en el que su uso no estaba extendido. 

También se aumenta el número de puntos que se pierde por no usar el cinturón de seguridad, el sistema de retención infantil (obligatorio para menores de edad con estatura inferior a 135 cm), el casco u otros sistemas de protección, ya que se pasa de 3 a 4 puntos. El ministro del Interior ha señalado que 116 fallecidos en siniestros de tráfico que iban en turismos o furgoneta no hacían uso del cinturón de seguridad. De hecho, apunta que la mitad de ellos se habría salvado si lo hubieran usado.  Esta misma sanción tendrán aquellos usuarios que no lo usen correctamente. 

Igualmente se tipifica como infracción grave “llevar en el vehículo” mecanismos de detección de radares o cinemómetros, lo que supondrá la sanción de 500 euros y la pérdida de tres puntos. En la actualidad solo está sancionado el uso de dichos dispositivos durante la conducción, pero la experiencia ha demostrado que, ante un control vial, los conductores los desactivan para impedir que los agentes de Tráfico puedan acreditar su utilización.

Otra de las novedades reside en suprimir que turismos y motocicletas puedan superar en 20 km/h la velocidad establecida en vías convencionales para realizar adelantamientos. 

Igualmente se introduce la posibilidad de recuperar 2 puntos del carné por la realización de los cursos de conducción segura certificados por la Dirección General de Tráfico. Una orden ministerial desarrollará los requisitos necesarios y las condiciones que deben cumplir.

En este sentido, la reforma unifica en dos años el plazo que habrá de transcurrir sin cometer infracciones para recuperar el saldo inicial de puntos, periodo que ahora varía  en función de la gravedad de la infracción cometida, y se incluye una nueva infracción muy grave: cometer fraude en los exámenes de conducir utilizando dispositivos de intercomunicación no autorizados. La sanción será de 500 euros y penalización de 6 meses sin poder presentarse al examen.

Se prevé, además, el acceso online al registro de Conductores a las empresas de transporte de personas y de mercancías para que puedan conocer si el permiso de conducir de sus trabajadores está vigente o no. Solo se informará en rojo o verde según si está vigente o no.

REDUCCIÓN DE VELOCIDAD EN LAS CIUDADES

Los límites de velocidad en las ciudades también se reducen. Se establece el límite de velocidad máximo de 20 km/h para aquellas vías urbanas con plataforma única, es decir, cuando la calzada y la acera están al mismo nivel. 

También se reduce a 30 km/h la velocidad máxima en vías de un único carril por sentido. Los 50 km/h como velocidad máxima son para vías de dos carriles o más por sentido de circulación. Tal y como ha destacado el ministro del Interior, bajar de 50 km/h a 30 km/h reduce hasta cinco veces el riesgo de fallecer en un atropello. 

Hay que destacar que estos límites no se aplicarán hasta pasados seis meses de la publicación de este proyecto en el Boletín Oficial del Estado.

En lo que respecta al uso de vehículos de movilidad personal (VMP), se destaca que deben cumplir con las normas de circulación al igual que el resto de vehículos. Además, se prohíbe su circulación por aceras, zonas peatonales, vías interurbanas, travesías, túneles urbanos, autopistas y autovías. Además, deben contar con certificado de circulación. Se excluyen aquellos vehículos para personas con movilidad reducida. 

A diferencia de lo ocurrido en vías interurbanas, los fallecidos en siniestros de tráfico en vías urbanas en 2019 han crecido un 6% respecto al año anterior con 519 víctimas mortales. El ministro del Interior ha remarcado que el coche debe compartir la vía con estos nuevos vehículos. 

FACILIDAD PARA ACCEDER AL PERMISO DE CONDUCIR DE CAMIONES Y AUTOBUSES

Otra de las grandes novedades reside en la rebaja de la edad mínima exigible para conducir camiones a los 18 años habiendo aprobado el Certificado de Aptitud Profesional (CAP) de 280 horas de duración. Hasta ahora la edad establecida eran los 21 años.

Se reduce también la edad mínima exigible para conducir autocares a 18 años, pero solo sin pasajeros y en un radio máximo de 50 km. Solo será a partir de los 21 años y con el CAP de 280 horas cuando podrán llevar pasajeros.

Ambas modificaciones dan respuesta a la adecuación de la edad para la obtención del permiso de conducir con la edad establecida a la que se puede realizar el CAP. Además, es una petición realizada por el sector de transportes por carretera debido a la escasez de conductores profesionales y abre la posibilidad a los jóvenes de acceder al mercado laboral.

También se amplía de 3.500 kg a 4.250 kg el peso de las furgonetas que se pueden conducir en territorio nacional con el permiso B para el transporte de mercancías, solamente cuando el incremento de la masa se deba a los nuevos sistemas de propulsión.  

En lo que respecta a las pruebas de capacitación, se especifican los equipos de protección obligatorios que tienen que llevar los aspirantes en las pruebas de destreza y de circulación para la obtención de los permisos de moto, y se establece la posibilidad de que, en determinados casos y previa valoración médica y mecánica individualizada, se pueda autorizar el acceso a los permisos de conducción de camiones y autobuses de personas con problemas asociados al sistema locomotor. Desde la DGT apuntan que los avances en prótesis y vehículos hacen posible que estas personas puedan obtener dichos permisos.

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre