Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. ¿Cómo pueden afectar a la conducción los problemas de audición?

¿Cómo pueden afectar a la conducción los problemas de audición?

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

¿Cómo pueden afectar a la conducción los problemas de audición?

01/10/2018

¿Cómo pueden afectar a la conducción los problemas de audición?

A través del oído nos llega mucha información necesaria y útil para la conducción como puede ser un claxon, el silbato de un agente, el poder escuchar la aproximación de un vehículo, la proximidad de una ambulancia en estado de emergencia, el sonido del automóvil y los posibles fallos…Igualmente, cada vez más los vehículos cuentan con avances tecnológicos que nos avisan a través de señales acústicas de, por ejemplo, el intercambio de carril involuntario, de si tenemos el intermitente puesto o de si hay alguien que no se ha puesto el cinturón de seguridad.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 360 millones de personas tienen problemas de audición. Hay que tener en cuenta que los problemas para poder oír bien afectan directamente a la capacidad que tiene el conductor para recibir determinadas señales acústicas, las cuales pueden ser muy necesarias para conducir. Y es que desde el propio oído podemos determinar la distancia y dirección de donde proceden los sonidos. Por ello, podemos averiguar si se está aproximando un coche por la derecha o si ha habido un choque entre dos vehículos detrás de nosotros. Además, hay que tener en cuenta que el oído también juega un papel fundamental en el equilibrio.

El Reglamento General de Conductores establece aquellos requisitos y límites que tiene el conductor para poder conducir o renovar el permiso si cuenta con un problema auditivo. Por supuesto, es mucho más exigente y restrictivo en el Grupo 2, es decir, los conductores profesionales de autobús, camiones etc… debido a la mayor responsabilidad de que asumen.

En lo que respecta a la agudeza auditiva, el reglamento establece que las hipoacusias, con o sin audífono, de más del 45% de pérdida combinada entre los dos oídos obtenido el índice de esta pérdida realizando audiometría tonal, impiden la obtención o prórroga del permiso o licencia. Hablamos de los permisos AM A1, A2, A, B, B + E y LCC. Es el Grupo 1.

En el caso de los permisos del Grupo 2 (C1, C1 + E, C, C + E, D1, D1 + E, D, D + E), las hipoacusias, con o sin audífono, de más del 35% de pérdida combinada entre los dos oídos obtenido el índice de esta pérdida realizando audiometría tonal, impiden la obtención o prórroga del permiso.

En lo que afecta a las posibles adaptaciones o restricciones, para los permisos del Grupo 1, los afectados de hipoacusia con pérdida combinada de más del 45 por 100 (con o sin audífono) deberán llevar espejo retrovisor exterior a ambos lados del vehículo e interior panorámico. En el Grupo 2 no se admiten.

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre