Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Repartidores y verano: precauciones a la hora de trabajar con calor

Repartidores y verano: precauciones a la hora de trabajar con calor

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Repartidores y verano: precauciones a la hora de trabajar con calor

13/08/2018

Repartidores y verano: precauciones a la hora de trabajar con calor

¿Eres repartidor y trabajar en verano? El sol y el calor hacen que se tengan que tener en cuenta una serie de precauciones a la hora de desempeñar este trabajo, ya que buena parte de él transcurre al aire libre, en la carretera.

-No descuides tu prevención en verano. Sigue el Plan de Prevención de Riesgos Laborales y aumenta la precaución en la carretera, aunque se haya producido una reducción del tráfico circulatorio. 

-Siempre con la máxima seguridad y todo el equipamiento: si el trabajo se desempeña en una furgoneta, siempre se debe circular con el cinturón de seguridad abrochado. Si es en ciclomotor, se debe llevar ropa adecuada y, por supuesto, siempre casco. En caso de repartir en bicicleta, igualmente se recomienda el uso del casco, aunque no sea obligatorio dentro de ciudad. Igualmente se aconsejan elementos reflectantes y ropa adecuada. 

-Respeta en todo momento las normas de circulación y, sobre todo, de velocidad. 

-Sé previsor y planifica los trayectos teniendo en cuenta los posibles atascos o imprevistos. Aunque sea verano, la congestión en la carretera puede ser inevitable. 

-Evita las prisas. Lo importante es llegar bien. No se debe fomentar el estrés ni la presión en el trabajo, especialmente cuando se circula.

-Descansa siempre que sea necesario. Especialmente en verano aumenta la aparición de la fatiga, el cansancio y la somnolencia por el calor. En caso de sufrir alguno de sus síntomas, para y descansa. Se aconseja descansar en un lugar sombreado y con una temperatura adecuada.

-En verano tampoco se debe descuidar el mantenimiento del vehículo. Hay que revisarlo con frecuencia, especialmente si se utiliza mucho.

-La carga debe ir bien sujeta y no suponer un riesgo ni para el conductor ni para los posibles pasajeros. Se recuerda que la carga no debe arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa; no puede comprometer la estabilidad del vehículo ni producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas. Tampoco puede ocultar los dispositivos de alumbrado o de señalización luminosa, las placas o distintivos obligatorios y las advertencias manuales de sus conductores. 

-Realiza las labores de carga y descarga en lugares seguros. Evita dejar el vehículo estacionado en lugares peligrosos que puedan comprometer la estabilidad mientras realizas la entrega.

-Evita distracciones: manipulación del gps, usar el teléfono móvil…

-Especialmente en verano hay que hidratarse con mayor frecuencia. 

-Si circulas en furgoneta o coche, procura mantener una temperatura agradable dentro del habitáculo con el climatizador o aire acondicionado.

-Evita el sobreesfuerzo, especialmente si vas en bicicleta y en las horas de mayor calor.

-Procura estacionar el vehículo en una zona con sombra o parking para evitar que los diferentes elementos adquieran altas temperaturas y se pueda ver afectado.

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre