Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Conductores profesionales – Furgonetas

Conductores profesionales – Furgonetas

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Conductores profesionales de furgonetas

27/02/2014

Conductores profesionales de furgonetas

Entendemos por furgoneta todo vehículo, no camión, destinado exclusiva o principalmente al transporte de mercancías pero que, a efectos de las normas de tráfico actuales, requiere el mismo permiso que para conducir turismos.

La cuestión es que, si las analizamos a fondo, la realidad es que las furgonetas ni poseen las mismas características ni se conducen igual que los vehículos de turismo. Además, el uso que le dan los propios conductores profesionales a las furgonetas es también muy diferente: largas jornadas, condiciones precarias (climatológica, conducción noctura…), entorno competitivo, etc.

Factores de riesgo más allá de los conductores profesionales

Todos estos detalles hacen que el riesgo de que se produzca un accidente de tráfico cuando se conduce este tipo de vehículos sea más alto que el riesgo medio por diversos motivos como son:

El propio vehículo, que tiene un comportamiento muy distinto si va cargado o vacío y, por otro lado, que tiene un centro de gravedad más alto (sobre todo con determinados tipos de carga). Por ello, son vehículos más inestables que los vehículos de turismo; además, el peso total puede llegar a doblar al de los turismos y tienen mayores dificultades para realizar maniobras.

Por otra parte la antigüedad media del parque de furgonetas es de más de 15 años, lo que unido, en ocasiones, a una falta del mantenimiento adecuado, hace que, un gran número de ellas, obtengan una inspección desfavorable en la ITV, por mal estado de ejes, ruedas, neumáticos, y suspensión. Además muchos de estos vehículos no están equipados con los dispositivos de seguridad más básicos.

Los conductores de estos vehículos, debido fundamentalmente a las necesidades intrínsecas del sector del transporte y favorecido por la circunstancia de que estos vehículos no disponen ni de tacógrafos ni de limitadores de velocidad, pueden conducir muchas horas al día o continuadas sin que los agentes de tráfico puedan verificarlo. Estas largas jornadas en condiciones a veces bastante precarias y sumadas a malos hábitos alimentarios, el sedentarismo u otros factores ambientales como el ruido, la velocidad o el tráfico, hacen que los conductores profesionales estén especialmente expuestos a la siniestralidad laboral.

Los accidentes son bastante habituales en este colectivo de conductores profesionales para los que la furgoneta es, lógicamente, su lugar de trabajo. Muchos de estos accidentes son provocados por el denso tráfico de la ciudad, y una parte importante se podrían evitar con sistemas de ayuda a la frenada de emergencia, y por el estado de la carga, que varía el centro de gravedad y las características inerciales del vehículo.

Conductores profesionales de furgonetas

Soluciones para los conductores profesionales de furgonetas

En primer lugar, nos encontramos con que los conductores de furgonetas no disponen normalmente de formación específica para desempeñar estas funciones, así como no existe una normativa particular sobre seguridad de vehículos ligeros de transporte de mercancías. Por ello sería conveniente formar adecuadamente a los conductores de furgonetas y revisar los criterios de cualificación de los conductores profesionales de furgonetas.

Por último se debe comprobar la seguridad de los vehículos al completo, evitando las reparaciones en talleres no autorizados y controlando con mayor rigor todos aquellos aspectos que se analizan en las revisiones periódicas de ITV.

Desde FUNDACIÓN MAPFRE queremos apelar a la concienciación de los conductores profesionales sobre los peligros específicos de conducir una furgoneta, invitándoles a reflexionar sobre las estrategias y tecnologías que permitan mejorar su seguridad.

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre