Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Siniestralidad vial: logros y retos de España para 2020

Siniestralidad vial: logros y retos de España para 2020

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Siniestralidad vial: logros y retos de España para 2020

08/01/2018

Siniestralidad vial: logros y retos de España para 2020

¿Está España alcanzando los 13 retos planteados en la ‘Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020'? ¿Cuánto falta para lograr el ansiado ‘Objetivo Cero’ víctimas en accidentes de tráfico?  Analizamos los últimos datos en materia de siniestralidad vial.

La ‘Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020’ era aprobada en Consejos de Ministros el 25 de febrero de 2011 con el objetivo de lograr 13 grandes retos. Los últimos datos de los que dispone la Dirección General de Tráfico (DGT) están presentes en el informe ‘Las principales cifras de la siniestralidad vial. España 2016’ y aborda la situación en la que se encuentran estos objetivos.

Analizamos a continuación la situación en la que se encuentran los 13 retos:

1-Bajar la tasa de fallecidos a 37 por millón de habitantes. En el año 2009 (cifra basal), España se encontraba con 59 víctimas mortales por millón de habitantes. Ya en el año 2015 se logró la cifra de 36 y durante el año 2016 se ha mantenido. Éste es uno de los retos ya alcanzados pero que hay que mantener e incluso mejorar para llegar al ‘Objetivo Cero’.

2-Reducir el número de heridos graves en un 35%. En 2009 estamos hablando de 13.923 heridos graves, por lo que habría que llegar a los 9.050 heridos considerados como de gravedad. En el año 2015 se llegaron a 9.495 y en 2016 a 9.755. Sin duda, queda todavía trabajo por hacer para lograr este objetivo.

3-Conseguir que ningún niño fallezca sin sistema de retención infantil (menores de 12 años). En 2009, 12 niños perdieron la vida sin llevar ningún SRI. Tanto en 2015 como en 2016 fallecieron 5 niños sin sillita. 

4-Reducir en un 25% el número de conductores de 18 a 24 años que fallecen o resultan heridos en fin de semana por un accidente de tráfico. En 2009 se registraron 730, mientras que en 2015 hubo 353 y en 2016 un total de 361. El objetivo se ha conseguido, en ambos casos hay menos de 548 víctimas. 

5-Disminuir en un 10% el número de conductores fallecidos mayores de 64 años de edad. En 2009 se registraban 203 víctimas mortales y el reto era lograr que fueran menos de 183. Sin embargo, en 2016 se contabilizaban 206 víctimas mortales que eran conductores y superaban esta edad.  

6-Reducir en un 30% el número de fallecidos por atropellos. En 2009 se contabilizaban 459 víctimas mortales por este motivo. El objetivo es que en 2020 se llegue a 321. El reto se alcanzó en 2015 con 306 fallecidos. Sin embargo en 2016 se volvía a superar con 386 víctimas mortales por atropellos.

7-Conseguir 1 millón de ciclistas más sin que se incremente su tasa de mortalidad. En 2009 se contaba con 1,2, cifra que se ha mantenido en 2015. En 2016 se ha pasado a 1,4. El reto de 1,2 en 2020 se ha conseguido.

8-Que ninguna persona fallezca en turismos en zona urbana. Sin duda, un objetivo ambicioso teniendo en cuenta que 101 personas perdieron la vida en 2009 cuando iban en un coche por ciudad. En 2015 se llegó a 61 pero en 2016 ha habido un repunte y un total de 80 personas fallecieron en vía urbana en turismos. 

9-Reducir en un 20% los fallecidos y heridos graves de usuarios de motocicletas, es decir, llegar los 2.778 en 2020. En 2009 se partía de 3.473 motociclistas fallecidos o heridos graves, mientras que en 2015 se registraban 2.928 y en 2016 un total de 3.024.

10-Disminuir en un 30% los fallecidos por salida de vía en carretera convencional y alcanzar los 364 en el año 2020. Un total de 520 personas perdían la vida en estas circunstancias en 2009 y en 2015 se contabilizaban 285. En 2016 aumentaba hasta 270 víctimas mortales.

11-Conseguir un 30% menos de fallecidos en accidentes ‘in itinere’, es decir, los siniestros que se producen al ir y volver del trabajo. El objetivo para 2020 es llegar a los 119 fallecidos por este motivo y se partía en 2009 de un total de 170 víctimas mortales en accidentes ‘in itinere’. En 2015 se llegaba a 101 pero en 2016 nuevamente subían a 120 fallecidos. 

12-Bajar del 1% de positivos en aire espirado en los controles preventivos aleatorios, siendo el punto de corte de 0,5 mg/l. En 2009 el 6,7% daba positivo, mientras que en 2015 estamos hablando del 1,7%. Todavía no está disponible el dato de 2016. 

13-Reducir en un 50% el porcentaje de vehículos ligeros que superan el límite de velocidad en más de 20 km/h. Partimos de la base de que en 2009 superaban este porcentaje el 12,3% de los usuarios en autopista, el 6,9% en autovía, el 15,8% en carreteras convencionales de 90 km/h y el 16,4% en convencionales limitadas a 100 km/h. El reto es llegar al 6,2% en autopistas, el 3,5% en autovías, el 7,9% en vías convencionales de 90 y el 8,2% en carreteras convencionales limitadas a 100 km/h. Sin embargo, el informe tampoco muestra el porcentaje en el que se ha superado la velocidad en 2015 y en 2016.

Como podemos observar, el repunte de la siniestralidad vial también se ve reflejado en los datos de 2016, motivo por el que el reto parece estar más lejos. Entre todos podemos conseguir que el objetivo principal sea cero y que ninguna persona pierda la vida en las carreteras. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre