Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. Precaución, personal trabajando en la carretera

Precaución, personal trabajando en la carretera

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

Precaución, personal trabajando en la carretera

06/05/2019

Precaución, personal trabajando en la carretera

Encontrarse con vías en mantenimiento es algo muy común. En la mayor parte de los casos, los operarios se encuentran trabajando mientras que el resto de vehículos circulan próximos a altas velocidades. Tráfico apela precisamente a la responsabilidad de los conductores ante la presencia de personal trabajando en las carreteras. Y es que su vida corre muchos riesgos.

En los últimos cincos años, un centenar de personas han fallecidos en las carreteras mientras trabajaban por la seguridad de los conductores. Así lo ha dado a conocer la Dirección General de Tráfico en España con motivo de una campaña especial de concienciación enfocada al peligro que asumen estos trabajadores y que cuenta con el apoyo de la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras.

Y es que hay que tener en cuenta que en la carretera no se estás solo. Cada día cientos de personas trabajan en las carreteras para mejorarlas (personal de conservación y mantenimiento), para auxiliar a los conductores que sufren cualquier avería (técnicos y operarios de grúas) o regulando el tráfico (policías de tráfico) para garantizar la movilidad de forma fluida. Todos estos trabajadores corren el riesgo de ser atropellados, unos siniestros que en muchos casos acaban en muerte.

ASÍ SE DEBE ACTUAR CUANDO HAY PERSONAL TRABAJANDO EN LA CARRETERA

En la mayoría de ocasiones, suele haber señales que advierten de la presencia de obras o triángulos de emergencia que advierten de un accidente de tráfico. En todo caso y nada más visualizar a estos trabajadores (llevan elementos reflectantes que les hacen especialmente visibles), se debe reducir la velocidad de forma considerable sin poner en riesgo nuestra seguridad ni la del resto de usuarios. No se debe frenar bruscamente.

No se debe invadir el carril en el que están trabajando. Se debe cambiar de carril, por supuesto, siempre de forma segura. Indicando la intención de hacerlo y sólo realizando la maniobra si es posible.

En muchos casos, especialmente cuando se están realizando labores de mantenimiento de la vía, se pueden alterar los carriles. En caso de obras, priman aquellos carriles que se han creado y que suelen estar en color amarillo. 

Igualmente, hay que respetar la nueva señalización que se instala con motivo de las obras y que tienen el fondo de color amarillo. Así, los conductores se pueden encontrar con señales que prohíben los adelantamientos, que obligan a llevar las luces de cruce o que establecen nuevos límites máximos de velocidad.

Por último, también es importante mantener una distancia de seguridad respecto a las obras y los trabajadores al igual que se mantiene con los ciclistas (mínimo 1,5 metros).

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre