Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. ¿Por qué los accidentes 'in itinere' son siniestros laborales de tráfico?

¿Por qué los accidentes 'in itinere' son siniestros laborales de tráfico?

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

¿Por qué los accidentes 'in itinere' son siniestros laborales de tráfico?

11/03/2019

¿Por qué los accidentes 'in itinere' son siniestros laborales de tráfico?

Durante el año 2018 un total de 249 personas perdieron la vida en la carretera con motivo de su trabajo, 47 más que en el año 2017. Esto supone un aumento del 23%. Hay que destacar que 136 perdieron la vida en un siniestro laboral ‘in itinere’. ¿Qué es un accidente ‘in itinere’ y por qué se considera que es de trabajo? 

Según datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, los accidentes laborales de tráfico representan el 12% del total de siniestros laborales y el 38% de las muertes. En total, el 2018 ha cerrado con 69.938 accidentes con baja, 136 fallecidos ‘in itinere’ y 113 víctimas mortales ‘en misión’.

Se trata de una lacra que está aumentado en los últimos años, tal y como se puede ver en el artículo sobre la evolución de la siniestralidad vial laboral. El incremento comienza en 2014 y sigue hasta 2018:

Accidentes laborales de tráfico 

Hay que destacar que 136 trabajadores perdieron la vida en el trayecto a casa o al trabajo, es el conocido accidente ‘in itinere’.

In itinere

¿QUÉ ES UN ACCIDENTE ‘IN ITINERE’?

Se trata de aquél accidente que se producen al ir y/o volver del trabajo. Hablamos de accidente laboral de tráfico ‘in itinere’ cuando éste se produce en la carretera. 

El Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social recoge el concepto ‘accidente de trabajo’ de la siguiente forma: “Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena’. Dentro de las posibles opciones aparece en primer lugar ‘aquellos que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar del trabajo’ (artículo 156.2).

En este sentido, no se consideran accidente de trabajo los que sean debido a fuerza mayor extraña al trabajo y los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador accidentado. Aunque también recoge que no impedirá la calificación de un accidente como de trabajo por “la imprudencia profesional que sea consecuencia del ejercicio habitual de un trabajo y se derive de la confianza que este inspira”. De ahí la problemática que suele surgir en muchos casos a la hora de determinar la culpabilidad o no del trabajador. 

Como regla general, el desplazamiento se debe realizar por motivos profesionales para iniciar o concluir la jornada laboral. Igualmente se suele valorar que el medio de transporte, así como el trayecto sean los habituales. El tiempo debe ser el prudencial que normalmente se invierte en el trayecto. Por supuesto, también se considera siniestro laboral vial in itinere aquél que se produce al ir y volver del trabajo por primera vez o tras una suspensión del contrato. 

Con todo ello, se puede decir que las empresas tienen también su parte de responsabilidad y la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales recoge que “la efectividad de las medidas preventivas deberá prever las distracciones o imprudencias no temerarias que pudiera cometer el trabajador”. Por ello debe cuidar el trayecto que realizan los trabajadores, cómo lo hacen y en qué condiciones. 

Aquí abordamos la importancia de la prevención y la formación en seguridad vial laboral. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre