Usted está en:

  1. -
  2. -
  3. ¿En qué horas del verano se debe evitar conducir por el calor?

¿En qué horas del verano se debe evitar conducir por el calor?

  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre

Objetivo Cero

¿En qué horas del verano se debe evitar conducir por el calor?

10/07/2018

¿En qué horas del verano se debe evitar conducir por el calor?

El calor intenso puede perjudicar de manera muy negativa al estado físico de las personas y, especialmente, cuando se tienen que realizar ciertas tareas que requieren de concentración y buen estado como puede ser la conducción. Evitar conducir en determinadas horas del día puede ayudarnos a impedir situaciones delicadas al volante que puedan comprometer nuestra seguridad, especialmente en los días de más calor.

¿Sabías que a poco más de 20 grados en el exterior un coche puede incrementar su temperatura interior a los 40 grados? Además, bajar un poco las ventanillas no suele mejorar la situación y apenas reduce la temperatura en el interior del vehículo. Hay que tener en cuenta que el calor favorece la aparición del cansancio, la somnolencia, la deshidratación, la fatiga... Esta situación puede desencadenar en el conocido golpe de calor.

Hay determinadas horas del día en las que se recomienda evitar coger el coche por este incremento de las temperaturas. Son las horas en las que se produce mayor calor y sol. Concretamente, los momentos de mayor intensidad son entre las 12 de la mañana y las 16 horas de la tarde

Durante este tiempo, se debe incrementar la precaución al volante y, por supuesto, nunca se debe quedar nadie encerrado o esperando en el coche, ya que como hemos mencionado, el vehículo puede alcanzar temperaturas muy elevadas. Hay que procurar mantenerse bien hidratado, utilizando el climatizador o aire acondicionado para conseguir una temperatura agradable en el habitáculo. Igualmente, se deben evitar las comidas copiosas y se debe llevar una ropa ligera y transpirable. 

Con el calor es conveniente realizar paradas más frecuentes para hidratarse (con bebidas frescas no alcohólicas), relajarse y airear el vehículo. 

Por supuesto, se debe dejar de conducir ante el menor síntoma de alerta como pueden ser calambres musculares, debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo o si se está sufriendo un golpe de calor. Ante cualquier signo de preocupación, se debe parar el vehículo y llamar a emergencias. 

  1. Volver al listado
  1. Imprimir
  2. Facebook
  3. fmapfre